Semanario de Sucesos y Noticias

"Argentina Dentro de las Noticias" - Periodismo Ciudadano - hecho para vos, por personas como vos. Siempre detrás de la verdad! Asociado a APDRA
Mostrando entradas con la etiqueta Aedes Aegypti. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Aedes Aegypti. Mostrar todas las entradas

domingo, 26 de febrero de 2017

El Municipio de Belo Horizonte con sano criterio, escogió entre carnaval o mayor riesgo de contagios de fiebre amarilla.

Por Raúl Enrique Bibiano  

Al igual que sucedió con varios municipios de Minas Gerais, el Municipio capitalino de Belo Horizonte decidió clausurar el parque de las mangabeiras, situado al sur de esa ciudad por tiempo indeterminado debido a la muerte de monos por FAS


Conforme voceros del gobierno municipal de Belo Horizonte, la iniciativa de clausurar el parque de las mangabeiras en donde se realiza habitualmente el popular festejo del carnaval en esa capital estatal, se ha debido a la atípica muerte de monos hallados en dicho parque.
Dicho espacio, fue clausurado el pasado día 23 de febrero para prevenir la proliferación de nuevos casos relacionados con el feroz brote de fiebre amarilla que hoy por hoy, mantiene en constante alerta a las autoridades sanitarias de todo el Brasil.
Así también, fuentes del gobierno municipal de Belo Horizonte anunciaron la clausura inminente de los parques Mirante das Mangabeiras y Serra do Curral y por los mismos motivos, días pasados ya se había tomado la misma decisión sobre el parque Jacques Cousteau con idéntico criterio sanitario, todos dentro del distrito capitalino del estado de Minas Gerais, Belo Horizonte.
Hasta el momento, fueron hallados al menos 8 monos muertos de los cuales, uno ya cuenta con el resultado de haber muerto por fiebre amarilla. Dichos monos fueron hallados en la zona urbana de Belo Horizonte, aunque las autoridades hasta el presente no cuentan con registros de notificaciones que les hagan suponer casos humanos urbanos.
No en tanto, varios vecinos de la gran ciudad de Belo Horizonte resultaron hospitalizados por poseer sintomatologías de la terrible enfermedad, empero, todos ellos habían viajado hacia las zonas afectadas por el brote de esta terrible epidemia.
Aedes Aegyptis:Un asesino diminuto que debe ser combatido por todos en el mundo!
Por tal motivo, las autoridades sanitarias, mantienen el criterio que dichos episodios guardarían relación con la importación del virus hacia la zona urbana.
Aedes Aegyptis:Un asesino diminuto que debe ser combatido por todos en el mundo!
De acuerdo con el último boletín publicado el pasado miércoles 21 de febrero por la SES-MG (Secretaría de Salud del Estado de Minas Gerais), solo en ese estado del Brasil, se han producido 1.027 casos notificados como sospechosos de fiebre amarilla.
De estos casos, 234 fueron confirmados hasta el momento, 57 casos fueron descartados y los demás continúan en investigación de laboratorio. El número de muertes ha ascendido para 83 confirmados como producto de la fiebre amarilla y otras 173 muertes continúan siendo investigadas.
Pero en términos generales, incluyendo al estado de Minas Gerais, en todo Brasil las notificaciones por casos de fiebre amarilla hasta el 20 de febrero de 2017, ascendían a 1.337 y las muertes a 292.
La fiebre amarilla afecta a primates y a humanos y es causada por el virus de la familia Flaviviridae, transmitido en algunos países de América del Sur, América Central y el Afrika. Se sabe que en el área rural y selvática, los vectores de este virus mortal son los mosquitos Haemagogus y Sabethes. Ya en el área urbana, el contagio podría sobrevenir por la picadura del Aedes Aegyptis que también contagia el Dengue entre otros virus.
Aunque muchos no lo toman en cuenta, uno de los más temibles asesinos en el mundo es el Aedes Aegyptis. Este diminuto insecto, posee la carga de un sin fín de transmisiones virales, insospechadas aun por la propia ciencia moderna y, uno de los peores desaciertos, resulta en no saber realmente como exterminarlo; para disminuir enfermedades mortales transmitidas por este vector.

sábado, 14 de enero de 2017

Argentina ya mismo debería declarar el ALERTA SANITARIA

Por Raúl Enrique Bibiano



En pleno siglo XXI, las epidemias pueden transformarse en pandemias mucho más rápido el tiempo de los políticos para tomar decisiones de urgencia.

Tras la reciente epidemia declarada en el Estado de Minas Gerais, Brasil, por más de 113 casos confirmados de FIEBRE AMARILLA que ha ocasionado nada menos que sus primeros 48 muertos y teniendo en cuenta la cantidad de Argentinos veraneantes en el país vecino, Argentina debería declarar el "ESTADO DE EMERGENCIA"

No suceda como ocurrió en el año 1870 y 1871 donde entonces, con menos población, en Buenos Aires, fallecieron al menos 14.000 personas por la grave epidemia de Fiebre Amarilla. Ello sin contar con aquellos que murieron en su intento de escapatoria hacia europa y murieron a bordo de navíos en alta mar.

LA SITUACIÓN EN BRASIL AHORA:

Recientemente, el Gobernador del Estado de Minas Gerais, Pimentel, ha decretado el estado de emergencia sanitaria por el avance de los casos de fiebre amarilla en su estado proveniente de las áreas rurales que ya afecta a 152 ciudades.

El pasado 9 de enero, la Secretaría de Estado de Salud Pública (SES-MG) divulgaba un boletín oficial en el que daba cuenta que la cantidad de muertos era 23, pero dos días después, lanzaba un nuevo boletín dando cuenta que ese número se incremento a 48 muertes por causa de la fiebre amarilla.

La información del gráfico tiene un valor evolutivo que demuestra dos realidades: Una la que desde el propio gobierno minimizan y otra que da cuenta de la realidad ineludible. Una realidad que da cuenta del rápido avance de una epidemia que podría transformarse descontroladamente en una pandemia.

No por azar, los Estados de Santa Catarina, Sao Paulo, Espírito Santo, Rio de Janeiro, Bahía, comenzaron de inmediato una exhaustiva labor de prevención y vacunación contra la fiebre amarilla... Tampoco que el Gobernador de Minas Gerais, disponga con suma urgencia ayer, la suma de R$ 26 millones para organizar un fuerte operativo sanitario contra la fiebre amarilla.

El asunto es más delicado de lo que muchos imaginan. En pocos días, la situación avanzó a gran velocidad, quintuplicándose en tan solo 4 días la cantidad de afectados y de fallecidos por causa de la fiebre amarilla. 

Este viernes la cifra ya había adicionado 3 casos más a los que mantenía hasta el atardecer y la cantidad de muertes también se incrementó de forma tal, que en las próximas horas podría aun crecer mucho más. Inclusive se detectó la muerte de 10 monos como producto de fiebre amarilla.


Cabe recordar los antecedentes de la epidemia de fiebre amarilla en argentina de 1870/71 en cuyo avance, las autoridades ignorantes, minimizaban la realidad pero, que luego no pudieron ocultar como factor de fatalidad.


Desde principios del año 1870 se había tenido noticias en Buenos Aires de un recrudecimiento de la fiebre amarilla en Río de Janeiro. En el mes de febrero, y nuevamente en marzo, se logró evitar el desembarco de pasajeros infectados que llegaron en dos vapores desde esa ciudad.

No obstante, el presidente Sarmiento vetó el proyecto de extender la cuarentena a todos los buques procedentes de esa ciudad y en una oportunidad ordenó autorizar el desembarco de los pasajeros de dos buques provenientes de Río de Janeiro y la prisión del médico del puerto de Buenos Aires por haberlo impedido.

Por ello, a esta altura de los acontecimientos, el Gobierno Nacional debería comenzar ya mismo a tomar todos los recaudos que hagan estar en alerta a las autoridades sanitarias de Argentina y redoblar la atención de todo el aparato de la Salud Pública a nivel nacional.

Comenzar a adoptar medidas de control sanitario para los viajeros que lleguen desde Brasil como turistas o de quienes retornan del país vecino por la razón que fuere. Máxime quienes lo hacen como regreso de vacaciones.

En Buenos aires llegaron a morir 500 personas diariamente por la fiebre amarilla en 1871... Como podemos apreciar en el gráfico, los casos de cuadruplicaron en tan solo 4 días. Solo una una epidemia logra que ello suceda y no debemos ignorar los serios riesgos a los que nos exponemos y a los que nos exponen potencialmente negando la realidad. No nos olvidemos cuando los políticos nos decían que la inseguridad era solo una sensación, o que la droga no existía en argentina... 

Aquí estamos hablando de una cuestión que va más allá de meras especulaciones, hablamos de la salud de millones de habitantes de la República Argentina y de miles de extranjeros que habitan en nuestro suelo patrio.