Semanario de Sucesos y Noticias

"Argentina Dentro de las Noticias" - Periodismo Ciudadano - hecho para vos, por personas como vos. Siempre detrás de la verdad! Asociado a APDRA
Mostrando entradas con la etiqueta #VueloLMI2933. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta #VueloLMI2933. Mostrar todas las entradas

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Caso LaMia: Fue detenido el Gerente General, una secretaria y un técnico en Santa Cruz de la Sierra

Por Raúl Enrique Bibiano

El ex Piloto Presidencial de Bolivia, fue detenido junto a dos empleados de LaMia, durante sendos allanamientos realizados por la Fiscalía cruceña hace algunas horas por el desastre aéreo en Río Negro, Colombia. 





Se trata del ex oficial de la Fuerza Aérea Boliviana, Gustavo Vargas Gamboa, quien en el período 2001 al 2007, se desempeñaba como piloto presidencial de Evo Morales y que por los años 90, desempeñaba las mismas actividades para Evo Morales cuando éste era del gremio de los cocaleros.

Dicha detención, fue realizada tras distintos operativos ordenados por la Fiscalía cruceña que en horas más, se reunirá con fiscales de Brasil y de Colombia.

Las detenciones, tanto de Vargas Gamboa como de una secretaria y un técnico de la compañía aérea se encontraban en las oficinas de LaMia en Santa Cruz de la Sierra. Dichas detenciones fueron ordenadas luego de secuestrar gran cantidad de documentación y las computadoras de la empresa a las que la fiscalía accedió de inmediato.

Días atrás, ya había sido separado y suspendido de sus funciones en la DGAC - Dirección General de Aeronáutica Civil, al hijo de Vargas Gamboa, Gustavo Vargas Villegas, en el marco de las investigaciones que se realizan para determinar responsabilidades por permitir el despegue del vuelo de la muerte en el que perdieron la vida además de periodistas, dirigentes, e invitados, la casi totalidad del plantel del Atlético Chapecoense.



Horas antes de la detenciones, los fiscales bolivianos también allanaron las oficinas de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA) en el aeropuerto internacional de Viru Viru, de Santa Cruz.

Así también, fue allanada la oficina de la funcionaria Celia Castedo, quien cuestionó el plan de vuelo del avión de Lamia antes del accidente en Colombia. Contra ella la fiscalía presentó una denuncia el pasado viernes por no haber dado a conocer previo a los hechos, la situación del vuelo de la muerte.



Cabe destacar que la funcionaria que permitió el despegue de la aeronave de LaMia, huyó de Bolivia con destino a Brasil para pedir refugio ante las autoridades federales de esa nación.

No obstante ello, el Ministro del Interior Boliviano, Carlos Romero, informó que la funcionaria Celia Castedo, salió ilegalmente del país, por lo que su estadía también en Brasil, resultaría ilegal. Carlos Romero, acotó que la salida de esta funcionaria, es una clara demostración de eludir el accionar de la justicia.

Recordemos que según el plan de vuelo presentado por LaMia y observado por la nombrada funcionaria controladora de la  AASANA, contenía un dato significativo: El tiempo de vuelo era el mismo que la cantidad de combustible que brindaba a la aeronave, su autonomía y que derivó en el trágico desastre aéreo que pudo haber sido evitado.

El Vuelo de la muerte LMI2933, ha dejado como saldo lamentable, 71 víctimas fatales entre las cuales se encuentran los 7 integrantes de la tripulación, y entre quienes se cuenta su comandante, Miguel Quirogaun piloto que tenía unos pocos puntos accionarios en la empresa y de quien ahora, el gobierno insiste en que tenía un pedido de detención por haber abandonado la Fuerza Aérea de Bolivia, incumpliendo una obligación de retribuir al estado por su aprendizaje. 

Lo extraño de ello, es que estando impedido legalmente, aun habiendo efectuado un amparo, continuara con la aptitud de pilotear vuelos comerciales...

viernes, 2 de diciembre de 2016

Que hubo detrás del Vuelo LMI2933?

Por Raúl Enrique Bibiano
        LMI2933 EL VUELO DE LA MUERTE

El Vuelo LMI2933 de LaMia que en la noche del 28 de noviembre a la hora 22:15 (hora local de Colombia), 17 kilómetros antes de llegar al Aeropuerto de Medellín, se desplomó sobre el Cerro Gordo, situado en la localidad de Río Negro, es un desastre aéreo que será recordado por todo el mundo, porque en el, han muerto la mayoría de un equipo de valiosos atletas que perdieron todos sus sueños y su preciosa juventud.

También, perdieron la vida valiosos hombres de prensa radial y televisiva, invitados especiales y dirigentes del Chapecoense, además de la mayoría de la tripulación de una misteriosa empresa de aviación comercial que tiene muchos aspectos oscuros como antecedente y, que de no ser tan corruptos, nada hubiera sucedido.

Pero este artículo, no se refiere a la faz humanitaria que tanto ha conmovido al mundo del deporte, porque detrás de "este vuelo de la muerte", hay algo más que una falla humana, ha habido actos de inescrupulosidad que hicieron que esto sucediera.

En primer lugar, ha existido una seguidilla de acontecimientos previos al vuelo de la muerte LMI2933 de esta siniestra y corrupta empresa denominada LaMia que con certeza absoluta, serán tenidos en cuenta al momento del dictamen de la investigación que se lleva adelante por una comisión especial de accidentes aéreos.

Entre estos acontecimientos se encuentran: la incapacidad técnica operativa de la aeronave para emprender un viaje sin escalas, la inobservancia de las observaciones efectuadas por la autoridad local de Aasana ( Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Navegación Aérea) de Bolivia y la falsa información de la hoja de ruta para obtener su autorización de incursionar en el espacio aéreo de Colombia.

En estos aspectos, cabe señalar que el organismo controlador del Aeropuerto Viro Viro de Santa Cruz de la Sierra, observó la hoja de ruta por intermedio de la controladora Sra. Celia Castedo, que efectuó varias observaciones al plan de vuelo de LaMia.

La primer observación se basó en la duración del vuelo entre  Santa Cruz de la Sierra Bolivia y Río Negro Colombia que conforme las previsiones del propio comandante del vuelo siniestrado, sería de 4 horas y 22 minutos. O sea, que el tiempo de vuelo era el mismo que la autonomía de combustible.

Dichos tiempos fueron consignados en el documento oficial del Plan de Vuelo presentado por uno de los 7 tripulantes fallecidos, Alex Quispe quien indicó a la autoridad que el capitán del vuelo, Cte. Miguel Quiroga también fallecido, llegaría al destino final en el tiempo y con el combustible indicado.

En segundo lugar, se debe tener en cuenta lo informado por el Secretario de Seguridad de la Aeronáutica Civil de Colombia, Fredy Augusto Bonilla Herrera. Las autoridades Colombianas habían recibido de parte de LaMia una autorización abalada por la autoridad Boliviana en la cual se indicaba que el despegue del vuelo LMI2933 se iniciaría desde el aeropuerto de COBIJA, al norte de Bolivia, lo que para el organismo a su cargo, no le encontraba incompatibilidad operativa con relación a su autonomía de vuelo... 
Las autoridades colombianas reportan que el plan de vuelo que recibieron decía que la nave había salido de Cobija, algo que evidentemente no ocurrió. Este es un punto clave para determinar las razones del accidente, porque si el avión hubiera salido desde Cobija, que está 967 kilómetros al norte (es decir, hacia Colombia) de su punto real de partida (el aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz), el vuelo habría tenido suficiente combustible para llegar a Medellín cumpliendo todas las normas.

En tercer lugar, cabe señalar la inoperancia del comandante del vuelo que demoró 9 minutos entre su primer aviso y el impacto en poner la nave en emergencia.

Este es el socio propietario de LaMia que provocó la muerte de todos, inclusive la suya, Miguel Quiroga.

Finalmente, "el socio" en Bolivia que ha quedado como único responsable de lo que llamaban una "aerolínea",  era el encargado de operaciones, que después del siniestro, salió a descargar contra el tal Quiroga, dado que ahora está muerto y no puede contradecirlo. No tengo dudas que en todo esto han estado involucrados ambos como socios propietarios. En una sociedad, nadie puede desconocer los actos del otro en las tomas de decisiones de una empresa.

Con certeza, más tarde o mas temprano, la verdad saldrá a la luz por medio de la investigación de la Comisión Investigadora de Accidentes Aéreos, pero mal no estaría que las autoridades comiencen ya mismo también, una investigación penal contra LaMia antes que desaparezcan posiblemente pruebas de posibles actividades ilícitas o no de esa sociedad.