Semanario de Sucesos y Noticias

"Argentina Dentro de las Noticias" - Periodismo Ciudadano - hecho para vos, por personas como vos. Siempre detrás de la verdad! Asociado a APDRA
Mostrando entradas con la etiqueta #SanJuan. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta #SanJuan. Mostrar todas las entradas

sábado, 11 de noviembre de 2017

María Emilia Correa, la hermosa chica Sanjuanina que ahora podrá obtener su pierna.

                   

La Constitución Nacional protege el derecho a la salud (arts 33 y 42) Pero mal se cumple! 

Por Raúl Enrique Bibiano






La ley de Discapacidad 24901 obliga a las obras sociales a cubrir el 100% de las prestaciones indicadas por el medico, aunque estén por fuera del PMO, todo con la finalidad de proteger la calidad de vida de quien tiene alguna discapacidad y hacer factible la integración en la sociedad. Lamentablemente, tampoco se cumple por parte de muchas entidades que deberían hacerlo, como reza en la Constitución Nacional.

Afortunadamente, la Solidaridad de la ciudadanía en Argentina, continúa desarrollando una inmensa fuente de soluciones para muchos casos como en el de la joven María Emilia Correa, y más una vez, se hicieron eco de tan dolorosa cuestión y proporcionaron mediante todo tipo de colaboraciones, la posibilidad de concretar la adquisición de una pierna ortopédica para hacer más normal su vida diaria.

Como muchos otros medios y colegas solidarios con el devenir de situaciones en las que una persona padece una injusticia, también me hice eco desde mi editorial, respecto a la lucha de María Emilia, que lleva 13 largos años padeciendo de una discapacidad que le turbó y perturbó su infancia, su adolescencia y su vida llena de juventud.

Hoy, algo ha cambiado en su vida... María Emilia Correa ha logrado concretar su sueño con el importe recaudado $ 1.560.000.- para adquirir su prótesis.  Es un gran logro y merece ser destacado su esfuerzo,  porque la hermosa María Emilia que debía haber sido protegida por el sistema de salud y por su obra social, nos permitió saber a todos que algo no funciona como debe funcionar y que muchas veces, la letra de la Carta Magna Argentina, apenas pasa por una metáfora que los legisladores nacionales deberían subsanar reglamentando leyes que obliguen sin peros a las prestadoras de cobertura de salud para hacerse cargo por aquellas necesidades de quienes padecen situaciones de capacidades diferentes y no poseen fortunas para afrontar la compra de medicamentos, prótesis e insumos para que funcionen como por ejemplo, las costosas pilas o baterías para audífonos y otros tantos dispositivos que puedan mejorar la calidad de vida de un ciudadano argentino.

En el día de ayer, así emocionada se expresaba María Emilia Correa en su cuenta de Twitter:

Desde Argentina iNside News, deseo compartir lo positivo de esta historia con final feliz...! María Emilia Correa, ha conseguido cubrir los gastos para obtener su prótesis y es lo que más importa ahora. Ello demuestra también,  el espíritu de nobleza y la solidaridad de muchas almas solidarias que munidos de enorme empatía, acudieron al llamado solidario que permitió dar una nueva oportunidad para mejorar su calidad de vida.

Luego tendrá tiempo y nuevas fuerzas María Emilia Correa para llevar a los estrados judiciales a su obra social para que la indemnicen como corresponde por haberla humillado y privado de un derecho que le asiste por ley.

viernes, 13 de octubre de 2017

Auxilio! María Emilia Correa necesita de todos para obtener una pierna.

Cuando conocí este caso mediante la campaña en Change.Org, lo primero que vino a mi mente es que el mundo está lleno de seres humanos maravillosos dispuestos a brindar ayuda solidaria y a ellos apunta este editorial.

Por Raúl Enrique Bibiano  

          "UNA PIERNA PARA MARÍA EMILIA"




Esta joven es María Emilia Correa, es Sanjuanina y tiene 26 años de edad. Lamentablemente y por esas cosas de la vida, pocas horas después de su nacimiento, falleció su mamá. No caben dudas que su vida ha sido dura desde recién nacida...

Pero fue creciendo y concurrió a la escuela y como cualquier niña/o a su edad preadolescente, disfrutaba de los juegos propios de su edad, correr, saltar, caminar junto a sus amigas o a su papá, hasta que un día, cuando tenía 11 años de edad, María Emilia comenzó a sufrir un fuerte dolor en su pierna derecha; un dolor insoportable que en su inicio, fue tomado como un golpe o dolor pasajero que, terminó empeorando con el correr del tiempo.

Pocos mese después, una noche fría de invierno, sufrió un golpe en su pierna que le desgarró el alma de dolor y su padre, advirtiendo su enorme sufrimiento, la trasladó a la guardia de un hospital para que le realicen un examen radiológico. Pocos minutos después al obtener la imagen radiológica, los facultativos consideraron que con urgencia, María Emilia debía ser atendida en el Hospital Garrahan a muchos kilómetros de San Juan natal. 

Pocos días después, su padre consiguió trasladarla desde la Provincia de San Juan a la Ciudad de Buenos Aires,  donde luego de realizarle los estudios pertinentes, los facultativos confirmaron el triste diagnostico. María Emilia padecía de Cáncer infantil.

De nada le sirvieron los tratamientos para revertir su situación...

María Emilia no era una niña de familia pudiente o algo parecido, eso sí, todo cuanto le faltaba en riquezas materiales, le sobraba en amor y el cariño que recibía de los suyos.  Pero no de la obra social a la que pertenecía por el trabajo de su papá.

María Emilia Correa, que desde su nacimiento vino peleando la vida, comenzó su preadolescencia a padecer la injusticia del sistema y la perversión de las obras sociales que destinan un incalculable y desperdiciado dinero en la financiación corrupta de campañas políticas, pero ni un centavo para la colocación de un tutor en el fémur de su pierna, que necesitaba 8 clavos importados por prescripción medica.

Su padre dió vuelta la situación vendiendo todo cuanto tenían hasta quedarse sin nada, pero consiguió alquilar los clavos necesarios para la pierna de María Emilia. pero infortunadamente, justo cuando ella cumplió sus 13 años de edad, tuvo que sufrir la amputación de su pierna.

Que vida de sufrimientos para una joven que ya en su entrada a la adolescencia, se vió invadida por el cáncer que ya afectaba sus pulmones. La lucha por la vida la mantuvo viva y ella no para de luchar al punto que inclusive estudió cocina, cuyo certificado de triunfo por su esfuerzo, llegó aparejado de una hija... 

Pocos meses después, el padre de la niña se esfumó y María Emilia que no buscaba una pensión por invalidez, consiguió un trabajo en la administración pública, donde se desempeña durante la mañana y por las tardes, ocupa su tiempo vendiendo budines que ella misma prepara.

María Emilia se desloma trabajando cada día porque debe educar y criar a su pequeña hijita pero, ya no puede soportar el dolor que le ocasiona el tutor que tiene adherido y que desde el nacimiento de su pequeña, le ha comenzado a crear fuertes dolores que muchas veces, casi la terminan por vencer..

María Emilia comenta que su medico le habló sobre una posibilidad que le ha creado una enorme ilusión: Obtener una pierna ortopédica que le permitiría hacer más llevadera su vida, pero su precio no resulta nada accesible para ella, que se encuentra condenada por un sufrimiento que padece desde su nacimiento. 

AYUDEMOS TODOS A MARÍA EMILIA CORREA!
Este año, sus dolores se volvieron insoportables. Así que, con nueva cobertura -por ser empleada estatal está afiliada a la Obra Social Provincia- volvió a iniciar el pedido y decidió armar un perfil en Facebook llamado "Una pierna para María Emilia" "y hacer pública su historia. Una conocida, además, hizo una petición en Change.org"Ya me cansé de tanto papeleo, burocracia, políticas, de los sí falsos, de las supuestas ayudas. Yo sigo así, sabiendo que hay algo que me cambiaría la vida pero que no lo puedo alcanzar", escribió. La página superó los 50.000 seguidores en días.
             
Gente linda, María necesita de todos en el mundo! Entre todos busquemos esa magia de ayudar a quien tanto sufre para robarle una sonrisa y devolverle una pierna!

Si tienes la posibilidad de ayudar a María Emilia Correa para que pueda juntar lo necesario para adquirir esa pierna,  no dejes de contactarla Via Change.Org o por su Facebook. A quienes no puedan, ruego demuestren su amor redistribuyendo esta historia a todos!