Semanario de Sucesos y Noticias

"Argentina Dentro de las Noticias" - Periodismo Ciudadano - Siempre detrás de la verdad -
Mostrando entradas con la etiqueta #MG. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta #MG. Mostrar todas las entradas

miércoles, 31 de enero de 2018

La Fiebre Amarilla en el Brasil ha traspasado las fronteras rurales


Por Raúl Enrique Bibiano

Si pensás viajar a Brasil para disfrutar su Carnaval? Hoy es el último día que tenés para vacunarte contra la Fiebre Amarilla, dado que esta vacuna, necesita 10 días para activarse en el ser humano y evitar el contagio.



El Ministerio da Salud de Brasil, divulgo un nuevo balance de los casos e muertes por fiebre amarilla en Brasil el pasado martes (30). Son 213 casos confirmados de la enfermedad, siendo que 81 personas fallecieron debido a la infección desde 1º de julio de 2017.

Conforme lo informado, el gobierno federal recibió 1.080 notificaciones de casos sospechosos– 432 fueron descartados y 435 permanecen bajo investigación. En comparación con o mesmo período de 2016/2017, hubo una caída de 54% en los casos confirmados. las muertes debido a la enfermedad, disminuyeron en un 44%.

Aunque también se pudo saber que esta endemia ya atravesó ampliamente las fronteras de la floresta para transformarse en una escalada de epidemia urbana, como por ejemplo, en Río de Janeiro, donde murieron hasta el momento 29 personas por causa de la fiebre amarilla.

Que es la Fiebre Amarilla?

Es una enfermedad viral transmisible, prevenible y curable. Es causada por el virus de la fiebre amarilla del género flavivirus y se trasmite a través del mosquito Aedes aegypti; muchos países requieren que los visitantes tengan la vacuna contra la fiebre amarilla antes de entrar al país.

El agente causante de la fiebre amarilla es un virus perteneciente a la familia flaviviridae (antiguos arbovirus grupo B), género Togaviridae (arbovirus), y pertenece a la especie de la fiebre amarilla.

Fue el primer agente infeccioso viral del que se comprobó que producía enfermedad en los humanos y que era transmitido por un vector; el viscerotropismo del virus se traduce en infección y lesión del hígado, riñones y corazón, mientras que su neurotropismo implica lesión e infección de células del sistema nervioso central.

Su forma es un icosaedro, su tamaño es de aproximadamente 50nm, posee en el centro un núcleo cápside que contiene el genoma de ARN de cadena simple, de sentido positivo, envuelto con las respectivas proteínas de la cápside. Rodeando la nucleocápside hay una membrana bilipídica en la que se encuentran insertadas dos proteínas, la proteína M y la proteína E.

Los síntomas de la fiebre amarilla son: fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio.

Las grandes epidemias de fiebre amarilla se producen cuando el virus es introducido por personas infectadas en zonas muy pobladas, con gran densidad de mosquitos y donde la mayoría de la población tiene escasa o nula inmunidad por falta de vacunación. En estas condiciones, los mosquitos infectados transmiten el virus de una persona a otra.

Una pequeña proporción de pacientes infectados presentan síntomas graves, y aproximadamente la mitad de estos casos fallecen en un plazo de 7 a 10 días.

La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados. El término "amarilla" alude a la ictericia que presentan algunos pacientes.

Los síntomas de la fiebre amarilla son: fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio. 

Una pequeña proporción de pacientes infectados presentan síntomas graves, y aproximadamente la mitad de estos casos fallecen en un plazo de 7 a 10 días.

El virus es endémico en las zonas tropicales de África y de América Central y Sudamérica.

Desde el lanzamiento de la Iniciativa contra la Fiebre Amarilla, en 2006, se han hecho importantes avances en la lucha contra la enfermedad en África Occidental, y se han vacunado más de 105 millones de personas en campañas de vacunación en masa. En África Occidental no se han notificado brotes de fiebre amarilla en 2015.

Las grandes epidemias de fiebre amarilla se producen cuando el virus es introducido por personas infectadas en zonas muy pobladas, con gran densidad de mosquitos y donde la mayoría de la población tiene escasa o nula inmunidad por falta de vacunación. En estas condiciones, los mosquitos infectados transmiten el virus de una persona a otra.

La fiebre amarilla puede prevenirse con una vacuna muy eficaz, segura y asequible. Una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad y protección de por vida, sin necesidad de dosis de recuerdo. La vacuna ofrece una inmunidad efectiva al 99% de las personas vacunadas en un plazo de 30 días.

Un buen tratamiento de apoyo en el hospital aumenta la tasa de supervivencia. No hay tratamiento antivírico específico para la fiebre amarilla.
Signos y síntomas

El periodo de incubación es de 3 a 6 días. Muchos casos son asintomáticos, pero cuando hay síntomas, los más frecuentes son fiebre, dolores musculares, sobre todo de espalda, cefaleas, pérdida de apetito y náuseas o vómitos. En la mayoría de los casos los síntomas desaparecen en 3 o 4 días.

Sin embargo, un pequeño porcentaje de pacientes entran a las 24 horas de la remisión inicial en una segunda fase, más tóxica. Vuelve la fiebre elevada y se ven afectados varios órganos, generalmente el hígado y los riñones. En esta fase son frecuentes la ictericia (color amarillento de la piel y los ojos, hecho que ha dado nombre a la enfermedad), el color oscuro de la orina y el dolor abdominal con vómitos. Puede haber hemorragias orales, nasales, oculares o gástricas. La mitad de los pacientes que entran en la fase tóxica mueren en un plazo de 7 a 10.

El diagnóstico de la fiebre amarilla es difícil, sobre todo en las fases tempranas. En los casos más graves puede confundirse con el paludismo grave, la leptospirosis, las hepatitis víricas (especialmente las formas fulminantes), otras fiebres hemorrágicas, otras infecciones por flavivirus (por ejemplo, el dengue hemorrágica) y las intoxicaciones.

En las fases iniciales de la enfermedad a veces se puede detectar el virus en la sangre mediante la reacción en cadena de la polimerasa con retrotranscriptasa. En fases más avanzadas hay que recurrir a la detección de anticuerpos mediante pruebas de ELISA o de neutralización por reducción de placas.

domingo, 26 de febrero de 2017

Gobierno reconoce primer caso de fiebre amarilla urbana en Esmeralda, MG.

Por Raúl Enrique Bibiano


La fiebre amarilla llegó finalmente dejó de ser solo silvestre o selvática, ahora es también es urbana.




Lamentablemente y  tal como lo venía prediciendo desde mis primeros artículos sobre el brote de la fiebre amarilla, la realidad me ha dado la razón. Una razón que proviene de la misma historia que se repite una y otra vez. Aunque lógicamente, los políticos siempre descreen que los hechos sucedan, aun siendo predecibles.

Este viernes 24 de febrero, la Secretaría de Estado de Salud de Minas Gerais, confirmó la primera muerte de un caso urbano de la fiebre amarilla.  [Ver el mapa] 




















Esmeraldas era un antiguo distrito creado con la denominación de Santa Quiteria en 1832/1891 y se encontraba subordinado al municipio de Sabará. Luego se transformó en villa por la ley estatal 319 del 16 de setiembre de 1901 y recibió el estatus de ciudad en 1925. A partir de 1943, recibió su nombre actual.

Esmeralda es una ciudad con municipio propio del conurbano, relacionada al área metropolitana de Belo Horizonte, tiene aproximadamente 66.237 habitantes y se encuentra a una hora y dos minutos de viaje en automóvil desde el ejido de Belo Horizonte y posee un área de 909.592 Km2.

En una ciudad de esta naturaleza, es imposible que no se propague la fiebre amarilla y Dios quiera que así no sea, pero existe una enorme posibilidad y muchos profesionales de la salud por su inexperiencia en cuestiones de enfermedades de esta naturaleza, dificultan aun más el desarrollo de una estricta vigilancia sobre esta fatal enfermedad en la región.

Estudios que no demoran más de 10 días son extendidos de forma interminable y aun no acaban de resolver cientos de casos del mes de enero, cuando dio comienzo la fiebre amarilla este año.

Entre las decenas de muertes por esta infección de arbovirus, que todavía se encuentran en estudios e investigación, existen muchas víctimas fatales cuyas muertes ocurrieron en ciudades del sur de Minas Gerais.

Por tal motivo, no es nada exagerado expresar que es el peor brote de fiebre amarilla de los últimos años en Minas Gerais y la gran mayoría de los casos, tuvieron inicio de síntomas entre el 08 y 14 de enero de 2017.

martes, 24 de enero de 2017

Crece el número de casos por Fiebre Amarilla en Brasil



Ahora también en Sao Paulo: 13 casos de fiebre amarilla en personas de las que al menos 6 habían viajado a a Minas Gerais, regresaron a Sao Paulo donde 6 de ellas murieron y 7 se encuentran graves.

Respecto a los 206 casos de fiebre amarilla de los que se tenía noticias en el estado de Minas Gerais hasta hace unos 4 días atrás, estos casos se elevaron para 271. Ello indica que continúa creciendo el número de casos de personas afectadas por el terrible flavivirus mortal.

En tanto, el número de muertes por causa de esta terrible epidemia que las autoridades sanitarias por todos los medios intentan disimular para evitar la generación de pánico masivo en la población, ha subido en 4 días de 53 para 71 casos fatales.

Las autoridades del Ministerio de Salud del Brasil, informaron que han destinado ya, la cantidad de 2.000.000 de vacunas para el estado de Minas Gerais a donde se enviarán al menos unas 350.000 dosis más para reforzar la situación que pretende evitar que se siga propagando.

De acuerdo con la información suministrada por el vocero del Ministerio de Salud del Brasil, se ha recomendado a 19 estados Brasileños para dar curso a la vacunación a la población y evitar así que la fiebre amarilla continúe afectando a la población en general, lo que no siempre es probable evitar.

Dado que solo se recomienda la vacunación, pero sin que esto sea tomado como una obligación y por lo tanto, carente de fiscalización sanitaria, ello es lo que posibilita acrecentar los casos de Fiebre Amarilla a nivel nacional o internacional).

Por su parte, la O.M.S. indica que con una sola dosis de la vacuna contra la Fiebre Amarilla, el ser humano se encuentra inmunizado para toda la vida, pero el Ministerio de Salud de Brasil por su parte, aconseja que igualmente así, la población renueve cada 10 años su vacuna con un refuerzo.

Algunos infectólogos de renombre en Brasil, opinan que lamentablemente,el país se encuentra sentado en una bomba de tiempo a punto de estallar, con respecto a la fiebre amarilla. Entre alguno de ellos se puede citar al Epidemiólogo Dr. Eduardo Massad, de la Universidad de Sao Paulo.

El Facultativo expresó: “Precisamos entender que el riesgo de la introducción de la fiebre amarilla para la zona urbana, sería una enorme tragedia; tal vez mucho mayor que lo que representa el zika, dengue y chikungunya juntas, porque la fiebre amarilla mata casi al 50% de las personas que no alcancen a ser tratadas clínicamente a tiempo.”