Semanario de Sucesos y Noticias

"Argentina Dentro de las Noticias" - Periodismo Ciudadano - hecho para vos, por personas como vos. Siempre detrás de la verdad! Asociado a APDRA
Mostrando entradas con la etiqueta #Amazonas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta #Amazonas. Mostrar todas las entradas

domingo, 2 de abril de 2017

Tragedia de Mocoa, en Putumayo los sorprendió durmiendo

 Por Raúl Enrique Bibiano
 Fotografías Agencias
                                                                                                                               

             S.O.S. MOCOA
                                          
Tragedia climática en ciudad selvática de Colombia, deja un tendal de muertos, heridos y desaparecidos que son intensamente buscados por los grupos de socorristas y el Ejercito Nacional.
Dramático: con su rostro desencajado, un rescatista  carga en sus brazos un bebé fallecido hallado bajo el lodo del alud
Mocoa es un municipio colombiano, el cual ejerce como capital del Departamento del Putumayo. Fundado el 29 de septiembre de 1563 por el Capitán Gonzalo H. de Avendaño, su economía está basada en la agricultura y las actividades comerciales. La ciudad también es punto de referencia social para los colonos que se acercan a las tierras departamentales, atraídos por las explotaciones petrolíferas. Es la única capital departamental de Colombia que no es el municipio más poblado del mismo.
En la noche del 31 de marzo próximo pasado, las torrenciales lluvias provocaron los desbordamientos de los ríos Mocoa, Mulato y Sancoyaco, generando avalanchas en varios sectores de la cabecera municipal de Mocoa, que causaron la destrucción de viviendas, puentes y arrastrando vehículos a su paso. Fueron arrasados 17 barrios de la ciudad. Se reportaron al menos 210 personas fallecidas de las cuales, 43 son niñas y niños de corta edad, hay más de personas 400 heridas, con un número indeterminado de desaparecidos, aunque se especula que serían mas de 250, (cifras preliminares para las primeras horas  de este domingo 2 de abril de 2017)

El gobierno nacional declaró el estado de calamidad en la zona luego de la inmediata llegada del Presidente Juan Manuel Santos para supervisar las tareas de búsqueda y rescate que todavía son realizados en la pequeña Capital selvática.
Esta tragedia, que tomó a todos por sorpresa en medio de la noche, fue la causa que muchos no pudieran escapar de forma anticipada y murieran atrapados por la cruenta avalancha que los tomó desprevenidos.

Las viviendas que sobrevivieron a ser destruidas completamente o arrancadas del suelo, han resultado invadidas ferozmente por miles de litros de agua y lodo, tal como se puede apreciar en esta imagen, en algunos casos, dependiendo de la altura de la vivienda, el lodo superó el metro o metro y medio de altura en sus interiores.

A todo ello, ya se ha difundido la primera identificación de algunas de las víctimas fatales por parte del Instituto de Medicina Legal:

El turístico municipio de Mocoa que se encuentra a 618 km a Bogotá y que cuenta con una población urbana de 36.052 habitantes, hoy se encuentra semi destruido y la mayoría de sus habitantes lo han perdido todo.

Como se puede apreciar en este breve video generado mediante un drone, todo ha sido devastado por la terrible avalancha de agua, lodo y rocas que desencadenaron la peor tragedia ocurrida en Mocoa.

Era casi la media noche cuando el caos sorprendía a muchos descansando, luego de un día de trabajo o de viaje. La desgraciada situación, los aterraba en medio de la oscuridad y la confusión, entre gritos de desespero y el estruendoso rugir de las enfurecidas aguas cargadas de barro y todo cuanto arrastraba a su paso, como enormes trozos de puentes de hormigón, enormes rocas y viviendas de construcción sólida.
El alcalde José Antonio Castro, pidió al Gobierno total respaldo. “Todos los barrios aledaños a los ríos, prácticamente muchos de ellos, quedaron casi desaparecidos. Hay un número indeterminado de desaparecidos, de niños y adultos que no alcanzaron a salir, y que todavía no han sido reportados”.
Este domingo Colombia amaneció con uno de los más impresionantes operativos de rescate que se hayan visto en tiempos recientes. Más de 1300 personas del Ejército, Policía, Fuerza Aérea, Armada, Defensa Civil, Bomberos, Cruz Roja, UNGRD, Gobernación, Alcaldía, CTI, Medicina Legal, y Corpoamazonia realizan labores para atender la tragedia. Mientras tanto 300 socorristas, 10 helicópteros, 6 aviones, 7 botes para apoyo fluvial y 63 vehículos para recorridos terrestres se encuentran atendiendo las urgencias. 

Según trascendió, para el grupo de Defensa Civil, el número de víctimas fatales podría aumentar dramáticamente, dada la situación, ya que tres barrios completos han sido arrasados por esta trágica avalancha que no ha dejado nada en pie a su paso.






Argentina iNside News continúa trabajando en el desarrollo de la información sobre este lamentable acontecimiento que se ha cobrado un innumerable hasta el momento, de víctimas en el Municipio Mocoa, capital del Departamento Putumayo en Colombia.

#SOSMOCOA Las autoridades han advertido que se necesita con urgencia alimentos no perecederos, frazadas, carpas y ropa. Según las autoridades, lo primordial es atender a la población que perdió todo y que tras los desbordes de los ríos Mocoa, Mulato y Sancoyaco 

Vista aérea del desastre ocasionado por lo que se consideró AVENIDA TORRENCIAL, que difiere de lo comúnmente denominado avalancha:

Este fenómeno denominado "Avenidas Torrenciales" resultan algo similares a lo denominado avalanchas, solo que en estos casos, se trata de desprendimientos de enormes porciones de masa de montañas o sierras que a gran velocidad recorren acompañadas con sedimentos (rocas) y vegetación, (arboles) por causes, cuestas y quebradas. Por ello es que en la imagen que se difunde a continuación, se pueden observar esas enormes rocas que no son de ese suelo, ellas llegaron demoliendo todo a su paso junto al enorme alud. 


jueves, 26 de enero de 2017

Como nos infectamos los virus y como prevenirnos de la Fiebre Amarilla

Por Raúl Enrique Bibiano

El peor asesino no siempre suele ser el hombre, también suele serlo un diminuto insecto denominado mosquito





Hace algunos cuantos años, estando en el alto amazonas, durante una de mis primeras travesías, al pulmón verde del mundo, tuve la mala suerte de ser afectado por un virus denominado “Paludismo”. También denominado como “Malaria”; enfermedad cuyo vector es el mosquito Anopheles hembra.


Realmente he sido afortunado de poder dirigirme a un puesto sanitario a unos cuantos kilómetros de donde me encontraba y, ser asistido de inmediato por un equipo médico. De no haber sido así, tal vez hubiera muerto en medio de la selva amazónica.

Luego de ese incidente, regresé a la argentina pero, posteriormente decidí regresar y con las prevenciones para no volver a padecer los mismos tormentosos momentos que me tocó padecer.



Entre tantos viajes me detuve unos meses para colaborar en una campaña de vacunación contra la Poliomielitis a los niños en el estado de Pará, labor enriquecedora humanamente, que me ha permitido conocer mas de cerca como investigador, que no solo el hombre es asesino, también lo es un simple insecto.

Fue entonces que me interesé por saber un poco respecto a ciertas enfermedades tropicales, como la denominada Fiebre Amarilla, una enfermedad que en mi país (Argentina), se había cobrado miles de vidas en apenas un puñado de meses; entre fines de 1870 y el primer semestre de 1871. Lógicamente que estaba vacunado contra el terrible virus del cual ahora, les comento de que se trata y como comienza.

Fiebre Amarilla:

Es una enfermedad viral transmisible, prevenible y curable. Es causada por el virus de la fiebre amarilla del género flavivirus y se trasmite a través del mosquito Aedes aegypti; muchos países requieren que los visitantes tengan la vacuna contra la fiebre amarilla antes de entrar al país.

El agente causante de la fiebre amarilla es un virus perteneciente a la familia flaviviridae (antiguos arbovirus grupo B), género Togaviridae (arbovirus), y pertenece a la especie de la fiebre amarilla.

Fue el primer agente infeccioso viral del que se comprobó que producía enfermedad en los humanos y que era transmitido por un vector; el viscerotropismo del virus se traduce en infección y lesión del hígado, riñones y corazón, mientras que su neurotropismo implica lesión e infección de células del sistema nervioso central.

Su forma es un icosaedro, su tamaño es de aproximadamente 50nm, posee en el centro un núcleo cápside que contiene el genoma de ARN de cadena simple, de sentido positivo, envuelto con las respectivas proteínas de la cápside. Rodeando la nucleocápside hay una membrana bilipídica en la que se encuentran insertadas dos proteínas, la proteína M y la proteína E.



Los principales reservorios de infección son mosquitos y primates de áreas forestales, excepto cuando en las ciudades hay transmisión de persona a persona a través de mosquitos (fiebre amarilla urbana), caso en que los humanos se convierten en parte del reservorio.

Los síntomas de la Fiebre Amarilla:

El periodo de incubación es de 3 a 6 días. Muchos casos son asintomáticos, pero cuando hay síntomas, los más frecuentes son fiebre, dolores musculares, sobre todo de espalda, cefaleas, pérdida de apetito y náuseas o vómitos. En la mayoría de los casos los síntomas desaparecen en 3 o 4 días.

Un pequeño porcentaje de infectados entran a las 24 horas de la remisión inicial en una segunda etapa, más tóxica. Vuelve la fiebre elevada y se ven afectados varios órganos, generalmente el hígado y los riñones.

En esta fase son frecuentes la ictericia (color amarillento de la piel y los ojos, razón originó el nombre a la enfermedad), el color oscuro de la orina y el dolor abdominal con vómitos. Puede haber hemorragias orales, nasales, oculares o gástricas. La mitad de los pacientes que entran en la fase tóxica mueren en un plazo de 7 a 10 días.

Transmisión:

El virus de la fiebre amarilla es transmitido por mosquitos de los géneros Aedes y Haemogogus y Sabethes. Algunos se crían cerca de las viviendas (domésticos), otros en el bosque (salvajes), y algunos en ambos hábitats (semi-domésticos).

A continuación les describiré como se produce la transmisión del virus que generalmente afecta a los monos y a los humanos.


a): Fiebre amarilla selvática: En las selvas tropicales lluviosas, los monos, que son el principal reservorio del virus, son picados por mosquitos salvajes que transmiten el virus a otros monos. Las personas que se encuentren en la selva pueden recibir picaduras de mosquitos infectados y contraer la enfermedad.


b): Fiebre amarilla intermedia: En este tipo de transmisión, los mosquitos semidomésticos (que se crían en la selva y cerca de las casas) infectan tanto a los monos como al hombre. El aumento de los contactos entre las personas y los mosquitos infectados aumenta la transmisión, y puede haber brotes simultáneamente en muchos pueblos distintos de una zona.


c); Fiebre amarilla urbana: Las grandes epidemias se producen cuando las personas infectadas introducen el virus en zonas muy pobladas, con gran densidad de mosquitos y donde la mayoría de la población tiene escasa o nula inmunidad por falta de vacunación. En estas condiciones, los mosquitos infectados transmiten el virus de una persona a otra.


Como prevenir esta grave enfermedad llamada Fiebre Amarilla:

El primer modo de prevención si concurrirás a una zona donde el hábitat es de riesgo inminente para un posible contagio de Fiebre Amarilla, es concurrir al menos 15 días antes a un hospital donde te suministrarán de forma gratuita las vacunas para cada posible enfermedad virósica.


El segundo método de prevención a nivel urbano es evitar la proliferación del mosquito Aedes para lo cual, se deben eliminar todo tipo de recipientes que acumulen líquidos limpios o no donde estos puedan depositar sus larvas. Además de protegerte, estarás protegiendo a muchas personas de padecer una enfermedad virósica transmitida por el Aedes Aegypti.


La tercera es que no dejes de concurrir al medico para realizar los chequeos necesarios para cuidar tu salud. El medico te evaluará y ordenará los estudios necesarios para cuidar tu salud en todo momento.
No permitas que el Aedes Aegypti te intimide y se convierta en tu victimario.

Elimina todos aquellos recipientes que puedan convertirse en reservorio para la proliferación del mosquito.

domingo, 24 de julio de 2016

Un parásito submarino aterroriza a la humanidad.





Peligros Invisibles de la Región Amazónica que ahora están en ríos de cualquier lugar del Continente, por causa del cambio climático.


Se trata de El candirú (Vandellia cirrhosa), también conocido como candiro azul, canero o pez vampiro. Es un pez de agua dulce del orden de los siluriformes, perteneciente a la familia de los bagres, que habita en el Amazonas. Es especialmente famoso y temido por su agresividad en alojarse en los orificios genitales o excretores de sus presas, para alimentarse de su sangre. Puede llegar a alcanzar los 15 centímetros y es alargado y transparente, por lo que es prácticamente indetectable debajo del agua.

El candirú (o canero) es un parásito, principalmente de otros peces, aunque también puede atacar a otros animales más grandes, incluidos, de forma excepcional, los humanos. Una vez introducido en el animal huésped a través de alguno de sus orificios (en especial la uretra, la vagina, el ano) se instala en su interior, extiende unas espinas y comienza a alimentarse con su sangre. Parece ser que no la succiona, sino que se conecta con alguna arteria del huésped y hace que su sangre pase a través de su propio sistema circulatorio.

El candirú es especialmente temido por los nativos del Amazonas pues el pez puede introducirse por los orificios de un bañista desnudo. De ahí que exista la costumbre entre ciertas tribus de bañarse de espaldas a la corriente, y con los orificios cubiertos con las manos. Una vez introducido en el cuerpo, el candirú es prácticamente imposible de desalojar, si no es mediante cirugía. Los nativos también emplean la planta xagua, la cual supuestamente separa al candirú de su víctima y lo disuelve por completo.

El candirú se alimenta de la sangre mediante el uso de su boca como un aparato de sorber y mientras roe la carne con los largos dientes en su mandíbula superior. A continuación, desengancha sus aletas y se hunde hasta el fondo del río para digerir su comida. La alimentación de la sangre ha llevado a ganarse el apodo: el pez vampiro del Brasil.


Sin embargo, la razón de que el Candirú es más temida por los seres humanos, se debe a que es el único vertebrado conocido como parásito de los humanos cuya peligrosidad puede acabarlo mediante una hemorragia interna. Por otra parte, se dice que este pez, es adicto al gusto y el olor de la orina humana, y cuando los hombres o mujeres, están orinando en el rio, el Candirú es guiado por el olor, y en un segundo se hunde en la uretra, y luego se aloja en algún lugar del tracto urinario, de la que solo se puede extraer mediante una operación de urgencia en la que muchas veces, se debe amputar el el pene, resultando mucho más peligroso si la víctima es una mujer.

Pero esta amenaza invisible en el agua, no solo se encuentra en el Amazonas, (Brasil, Bolívia, Perú, Colombia y Ecuador) Pero ahora debido a los cambios climáticos, también puede encontrarse en otros ríos afluentes, cuyas aguas provienen de esa región, hacia el resto de América del sur, como Argentina y Uruguay. Es recomendable no beber aguas de ríos sin que estén debidamente hervidas y potabilizadas. Los peligros son mayores en los niños y niñas, que podrían alcanzar la muerte casi de manera inmediata.

Si en alguna ocasión visitas algún río o laguna, te recomiendo pensarlo dos o más veces antes de introducirte al agua sin tomar cada una de las debidas prevenciones para no ser víctima de este invasor que, podría resultar mortal.